Mensaje de error

Deprecated function: Array and string offset access syntax with curly braces is deprecated in include_once() (line 20 of /homepages/6/d437476993/htdocs/surrexit/includes/file.phar.inc).

Cómo se hace un cofrade (de Arabial al Zaidín)

De familia cofrade jerezana son mis raíces, de prioste, capataz, contraguía, “cargaor” y nazareno. ¿Quién puede pedir más? A ellos les debo todo el amor y admiración que me hicieron sentir y que siento por el mundo cofrade y, cómo no, por la Semana Santa. No solo por ir a ver las procesiones, como cualquier chiquilla, sino inculcándome los valores cristianos y artísticos a través de sus palabras, de visitas a exposiciones o a esa Ermita de San Telmo a ver mi Cristo de las “melenas” cada tarde de Viernes Santo.

De mil colores tengo el corazón: aun teniéndolo morado, celeste lo tuve en cierta ocasión, y eso no se olvida, por que fue ahí donde comencé mi andadura cofrade, apasionante y difícil a la vez, en esta ciudad del embrujo, del arte arquitectónico y escultórico donde las haya, Granada.

Ex alumna de Regina Mundi, en ese colegio pasé mis años de niñez y adolescencia, además de estar muy vinculada a él perteneciendo a las Juventudes Marianas Vicencianas y a los grupos de catequesis de confirmación. Y es por ello por lo que parte del alumnado, al saber de la formación de una cofradía en la parroquia, se volcaron con ella.

Recuerdo veros desde mi balcón sin saber qué era aquello. Y de repente, años más tarde, estaba formando parte de vuestras filas. De monaguillo, al lado de la “bacalá”, encendiendo los cirios… hasta que se incorporó Nuestra Madre de la Alegría.

Había mucha expectación por verla y tuve el privilegio de estar a su lado, darle luz, perfumarla por las calles de nuestra ciudad, siendo acólito, función que tuve encomendada durante varios años; y posteriormente fui una de sus mantillas, que con guantes blancos de pureza y alegría acompañan a la Madre que sale al encuentro de su Hijo Resucitado.

La salida del colegio, la entrada a la Universidad hizo que me desvinculara un poco de lo cofrade. Pero solo unos añitos, ya que un vínculo personal hizo que volviera a tomar contacto con este, y jamás hubiese pensado que iba a ser tan fuerte. Comencé de nuevo mi andadura en la Hermandad de la Lanzada. Recién llegada, como quien dice, el para mí siempre “mi” Hermano Mayor, Francisco Rabaza, me dio la oportunidad de formar parte de su Junta de Gobierno. Y sin dudarlo acepté mi cometido, la Vocalía de Juventud, difícil y ardua tarea en los tiempos que estamos, pero con buenos resultados. Posteriormente realicé las funciones de Vocal de Cultos durante varios años, durante los que aprendí que lo cofrade no tiene sentido si a los que más quieres, a tus Titulares, no les das culto. Con una Junta valiente como fue en la que estuve, aprendí a pasos agigantados no solo lo bonito del mundo cofrade, sino lo que significaba y significa trabajar por y para una hermandad.

Me siento orgullosa de ser cofrade, de haber formado y formar parte de este mundo que muchos no entienden: aquellos que nos dicen “obsesionados” por tantas horas dedicadas, los que no comparten nuestra forma de vivir la fe, porque simplemente no saben o no han sentido al menos alguna vez en sus hombros a Cristo como yo lo sentí una vez.

Pienso que por todo lo vivido y anteriormente expuesto, me embarqué en una locura, una locura cofrade que toda persona debe vivir. Ver los toros desde la barrera siempre es una salida fácil; cuando estás dentro, ves la realidad que se cuece.

Sí, y sin esperarlo estoy en la Real Federación de Hermandades y Cofradías de Semana Santa de Granada. Vicesecretaria, ¿quién me lo iba a decir? Afronto con ilusión esta etapa tan difícil que atravesamos, con ganas de trabajar por el bien de todas las Hermandades de Granada, de seguir aprendiendo y hacer ver que todos trabajamos por un mismo fin: nuestras Hermandades y la proyección de nuestra Semana Santa.

Ana Isabel Gónzalez Gil

Vicesecretaria de la Real Federación de Cofradías

Categoria Surrexit: 
Social: